Inicio
Historia Slowly  
EmVhenan
EmVhenan | 🇺🇸 Estados Unidos
Conocí al amor de mi vida usando Slowly

Originally written in English. Translated by Silvia Ortiz Ali.

Empecé a usar Slowly en Septiembre del 2018. Había atravesado un año increíblemente difícil luego de la muerte de mis dos abuelos y de mi profesor de arte, así que en un tiempo de desesperación y declive de mi habilidad para hacer trabajos de arte (lo que quería seguir como carrera en ese entonces) y una nueva e interesante app sobre amigos por correspondencia mostrada en la lista de sugerencias de mi app store, estaba lista para terminar con un largo periodo de aislamiento – de conocer a nuevas personas, compartir mis ideas e intereses, y hacer nuevos amigos – y empezar de cero el siguiente año.

No me tomó mucho tiempo coincidir por auto-match con un par de personas con mentalidades similares a la mía, pero ellos estaban mucho más ocupados que yo y encontré que estábamos de acuerdo demasiado a menudo, así que nuestras conversaciones no duraron mucho tiempo. Fue cuando decidí tratar de encontrar alguien de forma manual; alguien que tal vez tuviera intereses diferentes o tal vez menos cosas en común conmigo, y estoy agradecida de haberlo hecho. Llegué a un perfil con un nombre simple: Alxndr., con la descripción más peculiar que no pude descifrar. Era un código al mismo tiempo, lo sabía, y ahí captó mi interés – y todavía más cuando vi lo que teníamos en común. Casi todo era similar, con algún tópicos aquí y allá en los que tenía un interés mediano. Estaba eufórica de haberlo encontrado cuando lo hice ya que estaba a punto de rendirme cuando me quedé sin más auto-matches. Así que yo, en medio de la noche bajo la luz suave de una lámpara cercana, salté por la oportunidad de enviarle un mensaje. Fue un simple hola, como suelen ser todos los mensajes, prestando especial atención a nuestros muchos intereses comunes – y nunca olvidaré su respuesta! Estaba muy sorprendida. No contestó lo que esperaba; no comenzó por nuestros intereses, en lugar de eso hizo una pregunta en referencia a mi descripción anterior. “Por qué no te consideras normal?” preguntó. “Qué significa normal para ti?”

Al principio no sabía como responder la pregunta. Siempre me consideré anormal, rara, una paria social educada en casa la mayor parte de mi vida. En realidad nunca antes había pensado por qué me sentía de esa forma, y me tomó hasta el día siguiente pensar en una respuesta. Él en realidad me hizo PENSAR cuando solo esperaba conversar, y fue en ese momento que supe que seríamos muy buenos amigos. Cualquiera interesado en lo que pudiera decir, e interesado en desafiar esas ideas, era un candidato perfecto para amistad en mi libro.

Desde entonces él y yo nos enviamos cartas completas, de y para América e Italia, con 24 horas de espera entre nosotros (12 horas para llegar y 12 horas para volver). Las cartas mismas parecían crecer con cada respuesta, los dos preguntando más y más cosas mientras explicábamos nuestros pensamientos, sentimientos e ideas. Todo estaba en la mesa; nada estaba fuera de límites. Filosofía, arte, música, psicología, vida mundana, compartir recetas tradicionales y las diferencias entre la cultura europea y la americana – debatíamos sobre todo lo que brillara en nuestras mentes, y seguíamos en contacto todo lo que podíamos a pesar de su agenda universitaria ocupada y la larga espera entre cada carta. En ese tiempo no nos decíamos cuán emocionados estábamos por leer y respondernos mutuamente!

Había pasado un mes desde que Alex y yo nos conocimos cuando el desastre golpeó. Mi vida cambió repentinamente – me rompí la muñeca de mi mano dominante, y al mismo tiempo mi familia seguía atravesando por un periodo de estrés. Se volvió muy difícil para mi responder a alguien de Slowly, así que lamentablemente, un día, le envié a mi amigo por correspondencia favorito un mensaje corto donde explicaba mis dificultades, y que estaría lejos por un tiempo para recuperarme. Él, por supuesto, entendió, y me dejó con palabras de aliento antes de que yo quedará en completo silencio. Quería más que cualquier otra cosa seguir hablando con él, para ignorar toda la ansiedad que sentía y encontrar confort en su amistad… Pero era demasiado para tolerar.

Me había ido por poco más de una semana cuando recibí otro mensaje de Alxndr… era la única persona que seguía respondiéndome en ese punto, así que cuando vi el logo de Slowly en mi barra de notificaciones, sabía exactamente quién era. Sin dudarlo abrí la aplicación, y luego de pocos minutos, estaba llorando. Toda la culpa por no seguir en contacto con mi nuevo amigo desapareció en un instante.

“Em,” él escribió, “perdón si te envío otra carta, pero me gustaría ayudarte… de la mejor forma que puedo, a través de la música.”… “No sé, sólo quise compartir esto contigo considerando que estás pasando por un momento difícil. Sólo sentí la necesidad de hacerlo”

Él solo tuvo la necesidad de hacerlo, de repente, de la nada. Para mí, una perfecta desconocida sobre la que conocía tanto y tan poco.

Creo que mi corazón dejó de latir. Otra vez en esa semana había caído en la soledad y la desesperación, sin saber qué hacer conmigo; y otra vez Alex estaba ahí para ayudarme a salir de eso por propia voluntad. Me mandó un número de hermosas canciones ambientales con las que dormía por las noches – música de la que nunca antes había escuchado pero ahora se volvieron apreciadas por su existencia. Nunca esperé tanta bondad de un extraño de tan lejos… Él no sabía por qué, pero yo sí. Le importaba, y le importaba mucho.

Le agradecí justo antes de dormir esa noche y por las próximas 24 horas esperé una respuesta que no me decepcionó. En la próxima carta Alex me dijo que siguiéramos en contacto sin importar nada, que me tomara el tiempo para sentirme mejor, de pensar positivamente, de perseguir lo que me hiciera feliz… Y que él siempre estaría ahí para escucharme sin juzgarme. Nunca me sentí tan inclinada a confiar en un extraño, pero mirando hacia atrás, en realidad nunca fuimos “extraños”. En tan corto tiempo llegamos a conocer tanto del otro – lo que nos gustaba y lo que no, opiniones, pensamientos, sentimientos sobre el mundo. Alex incluso comentó una vez que soy tan similar a él que, bromeando, decía que no podía decir cuál era la diferencia! Le dije que estaba de acuerdo y que siempre había disfrutado su compañía genuinamente. No me tomó mucho tiempo para empezar a sentirme mejor.

Justo antes de que pasara esto, empezamos a compartir fotos, mostrándonos mutuamente nuestros trabajos de arte y fotografías amateur, y a nosotros mismos, eventualmente. Como sea, en ese tiempo, estaba lista para dar el siguiente paso hacia donde veía que apuntaba nuestra amistad. Nunca olvidamos a Slowly, ni tampoco dejamos de usarla por completo al principio (todavía tenemos la aplicación y a menudo nos leemos nuestras cartas mutuamente), pero pasamos nuestra conversación a mensajes de texto donde finalmente se hizo evidente que nos gustábamos mucho mutuamente. Luego de nuestro primer video chat, estábamos completamente enganchados; hablábamos todos los días tanto como podíamos, sin tener en cuenta las altas horas de la noche y las mañanas tan tempranas mientras continuáramos teniendo esas largas discusiones y recordando Slowly.

Luego de unas pocas semanas de cambiar, decidimos hacer oficial nuestra relación. Estamos juntos desde hace 5 meses y mi amor vendrá a verme en persona muy pronto. No podemos estar más felices! Estar en una relación a larga distancia ha sido difícil pero lo hemos hecho funcionar de la mejor manera, y estoy más que emocionada por conocer a esta maravillosa persona que conocí en Slowly que resultó ser ambos: mi mejor amigo y mi mayor fuente de felicidad e inspiración. La forma que me hace sentir es indescriptible. Ha sido una influencia tan maravillosa y positiva en mi vida, y siempre estaré maravillada de como fui capaz de encontrar a alguien con quién soy tan compatible. Se lo debo todo a Slowly. Si ninguno de los dos hubiera encontrado esta app y la hubiera probado, nunca nos hubiéramos encontrado, aunque supiéramos de nuestra existencia. No puedo expresar lo agradecida que estoy de que Slowly haya llegado a nuestras vidas en un momento tan importante.

Mi vida hubiera sido mucho, mucho más diferente sin Slowly. Quiero agradecerles a cada una de las personas detrás del desarrollo de Slowly, por darme la oportunidad de encontrar a alguien tan increíblemente especial y querido para mí en un ambiente seguro, divertido e interesante. Genuinamente espero que más personas puedan probar Slowly y todas las maravillosas personas y características que tiene para ofrecer. En estos tiempos, donde la gente anda tan desconectada, es vital tener algún tipo de interacción humana. Todos llevamos vidas tan ocupadas, pero Slowly hace que encontremos amigos increíbles, e incluso amor, posible para todo tipo de personas, sin importar lo ocupado o lejos que se encuentren. Encuentro esa idea iluminadora y poderosa; una fuerza para mucho bien para muchas personas.

Gracias otra vez por voltear mi vida de la mejor forma! Siempre estaré agradecida a la gente detrás de Slowly por todo lo que pasé hasta ahora y lo que me va a pasar en adelante.

Incluí un dibujo reciente de Alex, él me ha animado tanto a seguir practicando mi arte!

 Cuenta tu historia

SLOWLY

¡Empieza a conectar con el mundo ahora!

4.7   6M+