Inicio
Historia Slowly  
voskalig
voskalig | 🇷🇺 Rusia

Originally written in English. Translated by フェル.

No tengo una historia de vida dramática o probablemente extraordinaria relacionada con Slowly. No es que haya nada malo en ellas, siempre me siento empática o incluso fascinada cuando leo las historias de Slowly de otros sobre cómo un antiguo desconocido cambió su vida, cómo encontraron a alguien con quien abrirse, cómo encontraron el apoyo que antes les faltaba. En realidad, mientras enumero estas cosas, pienso que tendré que cambiar ligeramente el rumbo de mi relato porque todas ellas se aplican también a mí.

Mi amigo, mi penpal, es una parte de mi vida desde hace muchos meses. Hace poco dijo que soy la mejor escritora de ensayos y cartas, lo que ahora aquí suena exagerado pero encajaba en el contexto y, en cualquier caso, fue algo muy reconfortante y que me hizo sonreír. Y fue definitivamente inspirador, ya que me llevó a escribir estos párrafos en Word con la esperanza de en verdad terminar esta historia (Actualización: ¡lo hice!).

Es una locura lo bien que se puede llevar la gente. Cuando me cepillo los dientes, de repente me viene a la cabeza un pensamiento: Imagina cuántas casillas deberían haberse marcado en el plan del universo o de quien sea para que dos personas se encuentren, se pongan de acuerdo y funcionen bien juntas. De esa manera imperfecta pero correcta en la que, incluso si a veces el ambiente no es el adecuado o aparece un ligero malentendido (¿alguna vez se puede escapar de esto?), sabes con certeza -y confías profundamente en ello porque es tan simple pero verdadero- que él está ahí para ti y tú estás ahí para él. Es justo esta sensación de confianza y serenidad, muy valiosa para mí en una fase de la vida bastante inestable, la que borra cualquier otra cosa y da sentido al resto.

De vez en cuando digo esta frase común: «Nada es perfecto» y a mi amigo le gusta discutirla. Siempre dice que está seguro de que algo lo es. Lo respeto a pesar de que no comparto esta creencia. Aquí es donde nuestros puntos de vista sobre la vida difieren. Me encanta que lo hagan. Tenemos estas largas discusiones sobre la moral, la felicidad, el amor, la vida, que a veces nos llevan a un consenso, pero incluso cuando no lo hacen, nos permiten explorar la incertidumbre que muestran todas estas cuestiones y profundizar en lo que nosotros mismos creemos. A veces estas conversaciones sólo pueden darse de forma escrita. En formato de carta. En circunstancias en las que tardas horas en completar una carta y esperas más hasta que tus palabras llegan a su destino.

Mi amigo ha sido testigo de grandes cambios en mi vida -algunas de mis primeras veces, mi acto de mudanza, mis rupturas de amistad de muchos años- y yo también soy testigo de sus cambios. ¿No es divertido lo estrecha que es la relación que se puede desarrollar sólo con las palabras? Las palabras tienen un gran poder, sobre todo si te esfuerzas en ellas, como nos exige Slowly. Es hermoso.

He llegado a pensar que las relaciones humanas son increíblemente complejas. Los seres humanos lo son, de hecho. Sin quererlo, he desarrollado esta teoría de las tres C esenciales para una buena relación: conversación, comunicación y conexión. Nosotros, los humanos, somos capaces no sólo de entablar una conversación, sino también de formar y mantener una conexión a través del acto de la comunicación por Internet sin lo físico, sin siquiera vernos demasiado a menudo – y es un fenómeno único (einzigartig, diría probablemente mi amigo alemán, pero desde que empecé a aprender el idioma, yo también puedo usarlo a veces) para el cual Slowly es genial.

Y con esta nota, me gustaría terminar mi ensayo y marcharme para seguir creando las Cs con mi amigo. Así que esta es mi historia de Slowly. La historia de la calma y el crecimiento.

 Cuenta tu historia

SLOWLY

¡Empieza a conectar con el mundo ahora!

4.7   6M+